Fabiola García anima a las escuelas infantiles a apostar por la tecnología para complementar el aprendizaje de los niños

La Xunta de Galicia ha trasladado este lunes su «agradecimiento» a los jóvenes voluntarios y voluntarias que trabajan en entidades como la viguesa Abertal, y ha puesto en valor su dedicación en proyectos de atención a niños y mayores.

Así lo ha manifestado la conselleira de Política Social, Fabiola García, durante una visita a la sede de la asociación juvenil Abertal de Vigo, donde ha mantenido un encuentro con jóvenes voluntarios para conocer sus proyectos y sugerencias.

En declaraciones a los medios, la conselleira ha apuntado que Abertal, con más de 40 años de trayectoria, es «un referente» tanto en la ciudad olívica como en Galicia, y sus voluntarios «trabajan sin descanso» desarrollando actividades de formación, integración y conciliación.

Según ha apuntado, Galicia precisamente es «líder a nivel nacional» tanto en número de voluntarios como de entidades, y ha confirmado que el gobierno gallego pondrá en marcha una nueva línea de ayudas para financiar proyectos de voluntariado destinados a los niños y a las personas mayores.

En su visita a Vigo y en respuesta a preguntas de los medios, Fabiola García también se ha referido a la residencia de mayores que se construirá en los terrenos de la antigua ETEA por parte de la Fundación Amancio Ortega. Al respecto, ha señalado que se está redactando el proyecto básico y de ejecución y que, cuando esté acabado, empezará la construcción de un centro que tendrá 140 plazas (todas públicas) y generará 140 empleos.

VISITA A ESCUELA INFANTIL
Por otra parte, la conselleira de Política Social también ha visitado este lunes la escuela infantil Elfos, en A Estrada (Pontevedra), donde ha podido conocer a ‘Dumy’ un robot social y educativo adquirido por el centro para reproducir música, enseñar idiomas y contar cuentos a los niños, y donde ha animado a los centros de este tipo a apostar por la tecnología para complementar el aprendizaje de los más pequeños.

De hecho, la adquisición del robot de la escuela infantil Elfos contó con el apoyo de la consellería a través de la orden de ayudas para mejorar infraestructuras y equipamientos de las escuelas, en virtud de la cual se repartieron el año pasado más de 400.000 euros entre diferentes centros.

ft: galiciapress